La Adaptación a la Guardería.

EL PERIODO DE ADAPTACIÓN

Por Sara Crespo.

Comenzamos un nuevo curso y con él, muchos niños se incorporan por primera vez a la escuela infantil. El periodo de adaptación es el tiempo que necesita el niño para familiarizarse con la nueva situación: profesores, niños, espacios y horarios escolares. El niño debe recorrer, durante este periodo, un proceso desde una situación conocida (el hogar) a una desconocida (la escuela). Estos ambientes están caracterizados por tener relaciones, personas y organizaciones diferentes. En este proceso ocurren situaciones afectivas complejas para el niño:

  • La separación de las figuras de apego.
  • La habituación a personas y situaciones nuevas.
  • La adquisición de habilidades básicas de convivencia (autocontrol, compartir…). 

Todo esto puede provocar en el niño ansiedad, miedo a lo desconocido, así como sentimientos de desprotección e inseguridad. Estos sentimientos se manifiestan sobre todo mediante el llanto, aunque también pueden darse conductas como falta de apetito, trastornos del sueño, rabietas, etc. Algo parecido ocurre con los padres, ya que experimentan sentimientos a menudo contradictorios. Por un lado, saben los beneficios que aportará la escuela infantil en el desarrollo de sus hijos. Por otro, pueden sentir culpabilidad y tristeza, sobre todo si el niño se queda llorando. 

¿CÓMO PODEMOS FACILITAR LA ADAPTACIÓN? Cada niño es diferente y necesitará un tiempo y atenciones específicas: algunos lloran unos días, otros niños buscan contacto directo con la profesora porque les aporta seguridad, otros se retraen y cuando están preparados se unen a las actividades, etc.Aún así, podemos señalar algunas estrategias que han demostrado ser eficaces:

  • Antes de escolarizar al niño, sería interesante que poco a poco se habituase a estar separado de las figuras de apego, especialmente la madre. Pasar ratos con otras personas (abuelos, tíos, amigos…) y en otros ambientes le ayudarán a sentirse seguro y a desenvolverse de forma autónoma.
  • Los padres deben conocer muy bien la escuela, de forma que resuelvan todas sus dudas y tengan plena seguridad y confianza en el centro y en la profesora de su hijo.  
  •  El niño puede tener contacto con la escuela antes de su incorporación: visitar el aula y los espacios donde desarrollará sus rutinas, etc. 
  • Además, los padres pueden hablarle de forma positiva de lo que hará allí, los amigos nuevos que tendrá, etc. 
  • La incorporación se debe realizar de forma progresiva, aumentando el tiempo de estancia a medida que el niño se encuentre bien. 
  • Los niños pueden llevar un objeto de su pertenencia al que tengan especial apego (peluche, mantita…). Éste, denominado objeto transicional, le sirve al niño para reducir la ansiedad y como acercamiento a su hogar, a lo conocido. 
  • Es recomendable no alargar la despedida del niño cuando llega a la escuela: los niños notan la ansiedad en sus padres, lo que empeora la situación. La despedida será breve y sin dramatismo. Tampoco es beneficioso saludarles por la ventana o quedarse observando en un lugar donde los niños puedan verlos.

¿CÓMO SABEMOS QUE EL NIÑO SE HA ADAPTADO? Podemos decir que el periodo de adaptación ha finalizado cuando: 

  • El niño quiere ir a la escuela.
  • Se relaciona bien con el personal del centro.
  • Interacciona y juega con los demás niños.
  • Cuenta en casa las experiencias vividas en las escuela, habla de sus compañeros, …
  • Utiliza con autonomía los materiales, espacios y servicios del centro. 

El periodo de adaptación puede resultar difícil para los niños y los padres, pero no debemos olvidar que es un periodo transitorio y necesario. Los niños siempre se adaptarán a la nueva situación, y comenzarán a disfrutar de la escuela y de sus aportaciones a nivel cognitivo, afectivo y social. No debemos considerar el periodo de adaptación solo desde su lado negativo. Este periodo conlleva muchas ventajas sobre todo en el desarrollo del niño: una vez superado, habrá adquirido mayor autonomía, autoestima y seguridad en sí mismo. En consecuencia, le habrá supuesto un importante crecimiento personal. 

1 comentario en “La Adaptación a la Guardería.

Deja una respuesta